4 thoughts on “Trilogy in Spanish

  1. Pingback: trilogy | LA VIE EN ROSE

  2. Hola Cristina,

    He visto el video de ¨Trilogía¨ y me sorprende cuándo distintos s en todo sentido de ¨Someone to love pues en donde hallaba ecuanimidad ahora encuentro drama, sobre exageración los cuales encuentro poetizados en este otro trabajo, allí sí sublimados.
    Me parece que las algunas de las imágenes y acciones silenciosas dentro de este proyecto en proceso de pronto llegan a ser más poéticas que las que intentan ilustrar una voz, que a su vez trata de ilustrar los sentimientos y la interioridad. Tal vez sea buena idea mirarles como cortometrajes y funcionen mejor como piezas aisladas. Hasta me provoca a intentar una re edición.

    En la construcción de Someone to love siento la distancia no de la máscara pero si del propio cuerpo y su presencia constante (que a su vez puede ser en si mismo máscara y disfraz, como en este caso), de la acción, la cual te libera para narrar de la manera en la que lo haces.
    El desnudo puede ser una manera de dominar el ocultamiento, de pretender transparencia, encintando cada vez más las intenciones. Nublando nuestra propia vista.

    Seguiré viendo el resto de los videos del 2015 y vuelvo a comentar.

    Saludos,

  3. Noto: desesperación, ansiedad, sobre exageración, discontinuidad, confusión, reclamo, hartazgo, ira, miedo.
    Me es mucho más difícil conectarme con esta pieza, con las metodologías empleadas, con la forma (su orden)… Siento que como cortometrajes o pequeñas piezas de video podrían funcionar mejor y a mi parecer (bien personal y subjetivo) empatizo mucho más con algunos gestos que con otros (los retratos mudos, los cuales ya había pensado en aplicar para mi propio rabajo, la relación con tus hijas, los paisajes, etc).
    Me parece que de pronto empieza a ser repetitivo, reiterativo, redundante pues retomas varios comentarios de Someone to love que ya habías trabajado allí y me parece podrían haberse quedado ahí, esa es su magia. Que cada pieza sea un contenedor/cápsula de tiempo que contenga sus propios temas (aunque quizás siempre parecidos – la familia y las emociones, el yo, la identidad, la memoria), que debería de cambiar cada vez y ser distinto. Así es como yo entiendo la multi e interdisciplina y el porqué nuestros formatos van cambiando según lo que queremos decir como creadores, como artistas.
    Me parece que te podría funcionar a veces no ilustrar sino quedarte en la pura palabra, como texto o como voz (sonora). Que no siempre haya imagen.
    También quizás recurrir al paisaje sonoro para relatar o transferir emociones al puro ruido, al puro ambiente, al puro sonido, sin palabras o conceptos. Y que tu trabajo de fotografía fija es el que por sus limitaciones, pueda permitirte quizás exagerar más, para contener muchos momentos y capas en un solo momento (ponerlo todo allí), el video es para narrar audiovisualmente y producir una experiencia temporal, duracional. Así cada ,edil podría dotarse de características distintas.
    También creo que se está forzando el trabajo, tratando de seguir una línea que ha sido apreciada, reconocida y que te ha dado pertenencia (lo que más anhelas/mos), es comprensible. Pero siento que por lo mismo pierde la frescura, la naturalidad, la autenticidad tan característica en ti.
    Tu voz es tu voz y no necesitas intentar diferenciarte ya para destacar o ser, o tener identidad. Ya serás hecha, construida, resaltas, eres ya distinta, como cada uno. Siento que en encontrar la justa medida para mostrar (y no demostrar) esto, esta la clave.
    Espero no te molesten estos comentarios pues me has pedido la crítica directa.

    La escena primera con tu madre, me parece que posas mucho, que estás demasiado consiente de tu imagen, de tu personaje y por esto no lo desmantelas y no ocurre una verdadera relación con ella. Logro percibir que ella por supuesto sigue tu juego, entonces si se quiere relacionar, te ve, está paciente, pero se le nota cierta incomprensión hacia tus reglas.
    Quizás haya por allí una lección sobre flexibilizar.

    Pienso mucho en los ejercicios que haces al desnudo, la danza, la utilización del cuerpo. Me recuerdo a mi misma haciendo yoga, pero buscando en vez de tensar, enervar distensión, relajar, soltar, aprender a abrir.

  4. La escena primera con tu madre, me parece que posas mucho, que estás demasiado consciente de tu propia imagen, de tu personaje y por esto no lo desmantelas y no ocurre una verdadera relación con ella, siento que en este caso no conectan. Logro percibir que ella por supuesto sigue tu juego, entonces se quiere relacionar, te ve, está paciente, pero se le nota cierta incomprensión hacia tus reglas en las que no generas convivencia y contacto.
    Quizás haya por allí una lección sobre flexibilizar.

    Noto: desesperación, ansiedad, sobre exageración, discontinuidad, confusión, reclamo, hartazgo, ira, miedo.
    Me es mucho más difícil conectarme con esta pieza, con las metodologías empleadas, con la forma (su orden)… Siento que como cortometrajes o pequeñas piezas de video podrían funcionar mejor y a mi parecer (bien personal y subjetivo) empatizo mucho más con algunos gestos que con otros (las escenas con tus hijas que son mudas, los paisajes) y me siento muy distante y extraña frente a tus llantos obligados, los siento falsos.

    Me parece que de pronto también el tema empieza a ser repetitivo, reiterativo, redundante en relación a Someone to love pues retomas varios comentarios que ya habías trabajado allí y me parece que la magia es que exista una pieza exclusiva para cada cosa. Que cada obra sea una cápsula de tiempo que contenga sus propios temas (aunque quizás siempre parecidos: la familia y las emociones, el yo, la identidad, la memoria).

    Me parece que te podría funcionar a veces no ilustrar sino quedarte en la pura palabra, como texto, como grafismo, o como voz (sonido). Y que no siempre haya imagen, su ausencia e incluso en silencio, el negro pueda ayudar.
    También quizás sirva recurrir al paisaje sonoro para relatar o transferir emociones: al puro ruido, al puro ambiente, al puro sonido, sin conceptos ni verbalización.
    Siento que tu trabajo en fotografía fija es el que por las limitaciones propias del medio, puede permitirte quizás exagerar más, contener muchos momentos, hacer ejercicio de síntesis y saturación. Allí prefiero las escenas de llanto, de furia, los gritos. Cuando estos se transfieren a video para mi pierden sentido pues parecen registros, pierden poética.

    También creo que se está forzando el trabajo de Trilogy, tratando de seguir una línea que ha sido apreciada, reconocida y que te ha dado pertenencia (lo que más anhelas/mos), y es comprensible, pero siento que por lo mismo pierde la frescura, la naturalidad, la autenticidad tan característica en ti.

    Tu voz es tu voz y no necesitas intentar diferenciarte ya para destacar o ser, o tener identidad. Ya serás hecha, construida, resaltas, eres distinta, como cada uno. Y ese en esa particularidad, en la relación contigo mismo, en el auto conocimiento y en el rescate de tu bagaje particular que puedas definirte y retratarte cada vez de distinta manera y a través de diferentes caminos. Siento que en encontrar la justa medida para mostrar (y no demostrar) está la clave de tu trabajo artístico.

    Pienso mucho en los ejercicios que haces al desnudo, la danza, la utilización del cuerpo. Estresan cuando me parece que lo que te hace falta es aliviar a través de la distensión. Relajar, soltar, aprender a abrir.

    La premisa de buscar y encontrar el amor me parece una encrucijada en si misma. Creo que el amor no se encuentra, sí se elige, se llama, se invoca, se atrae, se dispone y lo más importante de todo: se construye.
    Y estoy segura de que eso aprendemos al ser madres, con nuestros hijos. No hay mejor modelo para armar y seguir.

    Un abrazo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *